Un poco de mi

Mi foto
Dama Oscura
La unica persona que puede salvarme, soy yo misma y las decisiones que tome en mi vida.
Ver todo mi perfil

Gana Dinero con tu Blog

Gana Dinero con tu Blog
Al igual que yo ya estoy ganando

domingo, 30 de marzo de 2014

Para serte sincera



Casi nunca te digo lo que pienso, lo que siento, te amo tanto que prefiero no lastimarte de esa manera, aunque creo que debería decírtelo más seguido, casi nunca me expreso y de alguna forma me siento más tranquila, estuve reflexionando, sé que exagere un poco las cosas… en realidad mucho de todo lo que te dije, lo lamento, yo te extraño, no hay día que pase sin que no piense en ti, me pase todo este tiempo tratando de dar contigo, nunca te trate como el hombre que eras, siempre te trate como un nene y creo que te acostumbraste a que yo tomara las decisiones más difíciles por los dos, estuve pensando en lo que nos pasó, en cómo llegamos a este punto, sé que fuimos víctimas de la situación y nuestras decisiones no fueron las correctas, sé que caímos bajo la trampa del destino y solo pensabas en mi bienestar.
Me pase varios días llorando por tu ausencia, por no saber nada de ti, hasta creí que realmente te habías muerto, muchas veces me repase en mi cabeza lo que habíamos vivido y… mi vida no es la misma sin ti, lo intente, realmente intente olvidarte pero eres una plaga que me está matando desde adentro y tú mismo eres la cura.

*****************

Por favor Cristóbal, no me envíes a casa, por lo que tu más quieras, prefiero cualquier cosa menos ir allá, no me importa poner mi vida en peligro, no me importa si muero en el camino, pero por favor, mantenme contigo, sé que si me envías allá ya no podre regresar, sé que si me envías allá, algo sucederá, no sé qué cosa, pero esa cosa me impedirá regresar, por favor, no me hagas esto, yo te amo, prefiero morirme antes que regresar, no lo hagas…

*****************

Durante varios días te estuve literalmente suplicando que no me alejes de ti, trataba de convencerte de que me dejes a tu lado, pero ya habías tomado tu decisión, yo odiaba lo que habías decidido para los dos, pero no había marcha atrás, habíamos llegado a un punto donde la única solución era separarnos y hacerle creer a todo el mundo que, ya no estábamos juntos.

*****************

Escúchame, yo no tengo dinero para mantenernos, estaré lejos de la civilización y todo lo que conoces, si seguimos juntos será más peligroso para ti, estas próxima a dar a luz, te prometo que en cuanto se solucione esto, yo mismo iré a buscarte y empezaremos de nuevo juntos, todo esto va a pasar pronto, cuando menos te des cuenta estaremos juntos de nuevo, créeme, yo también te amo, pero a veces debemos hacer algunos sacrificios, no se trata de morirse, se trata de que podrían utilizarte a ti para llegar a mí y no te morirás, te pasara algo peor que la muerte y no me va a gustar, esto es lo mejor, estamos haciendo lo correcto, créeme.

Dama Oscura

martes, 25 de marzo de 2014

Después de todo este tiempo – Parte IV



- Detestaba tus largas ausencias, el hecho de que siempre “trabajaras” en días festivos, que me subestimes, que minimices mis ideas, detestaba que no estabas cuando te necesitaba, estaba embarazada de ti y actuabas como si no te importara, que me hayas dicho que me case contigo por eso y que no te hayas decidido antes.
- Solo haznos un favor, no olvides que te amo infinitamente.
- Que me hicieras sentir menos, empequeñecida, detestaba que pusieras otras cosas por encima de nuestra relación y me dijeras repetidamente que no yo no era importante en tu vida, sobre todo detestaba que te perdonaba una y otra vez, detestaba creer dentro de mí que podría hacer de ti un hombre más sensato y me esmeraba por cambiarme a mí misma para agradarte.
- Siempre me agradase idiota.
- Detestaba saber que ibas a viajar aun antes de que me lo digas, detestaba que me hicieras sentir todo el tiempo sola y aun sabiendo mi situación de salud nunca me llevaras a un médico, detestaba que nunca cumplías tus promesas y aun así detestaba aún más que te creía aunque sabía que mentías.
- Bueno… te amo, ¿no te basta?
- Llegue a un punto en que no pude reconocerme en el espejo y mi vida estaba supeditada a lo que tú decidas… ¿Por qué? ¿Por qué debería bastarme que me ames? Cuando yo te lo dije me exigiste pruebas, yo también quiero ahora pruebas de que me amas.
- ¿O sea? ¿Crees que si te voy a buscar y te traigo conmigo seré distinto? Ya no viajo, ya no salgo, vivo en mi trabajo aunque ahora son solo ocho horas.
- Y lo que realmente odio de todo esto, es que a pesar de todo lo que pase contigo y todo lo que me hiciste vivir, no sé qué tengo en la cabeza o me volví masoquista, sigo teniendo la estúpida idea de que podemos tener un futuro juntos.
- Una vida juntos o media vida separados.
- No, te equivocas, tú tienes una miserable vida sin mí solitaria y sin poder encontrar a otra mujer que te aguante, yo tengo a mi hijo que me consuela desde ahora y se volvió mi principal razón para no volver a ir a donde tú estás, no lo pondré en riesgo. No por ti, no vales tanto. No espero que vengas aquí y me lleves contigo, espero que vengas y te quedes conmigo, aquí no estaré bajo tus condiciones y teniendo un hijo del cual reniegas, no tendré que preocuparme si se te antoja mantenerlo, yo podré hacerlo, nunca me arrepentí de nada de lo que hice en mi vida, es más si volvería a vivir haría todas las cosas tal cual las hice en esta vida, pero sé que tú, un día te arrepentirás de estar allá cuando deberías de estar acá. Espero que ese día tengas los huevos para buscarme, espero que ese día todavía no sea tarde…

Silencio

- Lamento todo esto que escribí, lo tenía atorado en mi garganta y tenía que hacértelo saber de alguna manera, espero que otro día no te sientas tan enojado como para volver a dirigirme la palabra.

Dama Oscura

jueves, 20 de marzo de 2014

Después de todo este tiempo – Parte III



- Me gustaría que vengas con tu hijo a donde estoy.
- No iré.
- ¿Ya no quieres volver?

Ya casi…

- No es eso, la primera vez cuando fui contigo abandone todo lo que conocía, mis estudios, mi trabajo, mi familia, mis amigos, todo… tú no eres allegado a tu familia, el único amigo que te conozco está lejos de ti, esta vez, si quieres volver, ven tú.
- Iquitos es una ciudad pequeña, con muchas carencias, me aburriría con facilidad.
- ¿Esperas que lo abandone todo nuevamente para ir contigo?
- No lo hagas si no quieres…

Estaba a punto de reventar.

- Eres detestable… no lo hare, esta vez, serán con mis condiciones, vas a tener que venir por mi o sino sigue tu camino.
- Seria fácil para mí hacerlo.
- Hazlo.
- ¿No volverás?
- ¿Volver? ¿Sabes todo lo que pase estando contigo? ¿Todo lo que tuve que soportar? ¿Todo lo que calle? ¿Sabes las veces que intente abandonarte? ¿Las veces que quise asesinarte con mis propias manos?
- O sea… no volverás.
- ¿Para tener que pasar otra vez lo mismo? Tus largas ausencias, tus estúpidos trabajos, los idiotas de tus compañeros, las limitaciones, me faltabas cuando más necesitaba de ti, los feriados a solas, los comentarios de quienes te rodeaban, las lágrimas todas las noches, callar mi rabia.
- No fuiste la única que la pasaba mal.
- Intentaste casarte conmigo por el hecho de que me halle embarazada, ¿No te preguntaste por que dije que no esa vez? Crees que soy igual que ella, que te haría corralito por cargar un hijo tuyo… yo valgo más que eso.
- Yo si quería casarme.
- Yo también… Pero no embarazada.
- Me hiciste pasar muchos malos ratos y no solo tú, también la gente que te rodeaba, hasta tu padre pensó que era una de tus zorras y que yo había ido a buscarte, cuando fuiste tú quien me llevo allá, empecé a odiar a toda tu familia y ahora entiendo porque tu también los odias, son patéticos, creen que pueden tratarla a una como se le antoja y luego venir y hablar de tantas idioteces juntas que no se le entiende lo que dice como si nada hubiera pasado.

Hasta este punto ya estaba al borde de las lágrimas, fue cuando empecé a recordar episodios de mi vida con él, entonces empecé a escribir desenfrenadamente todo lo que a mi cabeza venia.

Dama Oscura

sábado, 15 de marzo de 2014

Después de todo este tiempo – Parte II



- Y me arrepiento diariamente por haberlo hecho.

Intentaba hacerme caer en su juego, pero no iba a funcionar, estaba ahí para hacerle saber el trago amargo que me hizo pasar, no podía dejarme engatusar por él, no de nuevo.

- Ya es tarde, para arrepentimientos.
- Quería saber de ti, como estabas, creo que ya tienes pareja, debo felicitarte, pues haz conseguido lo que no pudiste conmigo, ya tienes una relación estable y con tu hijo una familia. Estas fechas no me gustan, pero igual te deseo una feliz navidad, en la que sé que no me extrañaras gracias a la compañía de tu familia y a que nunca estuve contigo.

Que descarado, como se atrevía a decirme eso, si fue el quien decidió irse y no tener nada de lo que acababa de decir.

- ¿Pareja estable? Es algo que nunca quisiste ser para mí, ¿familia? Algo que definitivamente no tendrías conmigo. No me felicites por estas fechas que pensar en años pasados seria amargarme la vida, tú no te molestabas en estar cerca, estabas con tus amigos.
- Pero no sé porque actúas como el tipo sufrido que a pesar de todo quiere lo mejor para mí, sabemos que no es así, además no te puedes quejar, sabiendo cómo eres tendrás quien o quienes calienten tu cama. Bueno... También quería saber de ti, a pesar de todo, quería saber de ti y como estabas, me alegra saber que estas bien. No puedes quejarte, trabajas ocho horas tienes un bonito cuarto cerca a la playa, todo lo que deseas. Y querías saber de mí, sigo con mis correos de siempre y sé que tú también te vi conectado varias veces. No puedo negar que te extraño, a pesar de todo, pero no eres indispensable, he sabido distribuir el tiempo de tal forma que no me queda espacio para pensar en ti, al menos la mayor parte del día. Sabes si algún día vuelves… como antes de setiembre, avísame, me gustaría verte.
- Tú tienes una pareja, pero sí, me gustaría verte, algún día, no tengo planeado regresar a Perú, pero me gustaría, odio la idea de que puedas ser feliz con otro que no sea yo, no planeo decirte todas las cosas trilladas que debería decirte en estos casos buscando reconciliación, estoy fatigado de esta situación.
- Que orgulloso eres, he aquí, yo expulse mi orgullo lejos  para armarme de valor y escribirte y tú intentas arruinarlo todo… como siempre.

Realmente no te imaginas todo lo que te voy a decir, solo necesito el momento exacto.

- Si ingresas a la universidad me avisas, me gustaría felicitarte por ello.
- Siempre me molesto el hecho de que me subestimes, no sé porque lo haces.
- No te subestimo, te amo porque sé que eres inteligente, solo no tuviste tiempo de demostrármelo.
- Claro que si, a cada momento, él bebe tiene asma, en mi familia nadie tiene asma, la enfermera me dijo que es hereditario, ¿alguien de tu familia tiene asma?
- Si, yo, no me causo muchos problemas, además me cure a la fuerza.

Dama Oscura

lunes, 10 de marzo de 2014

Después de todo este tiempo – Parte I



Con el transcurso de las horas, días, semanas, meses, me di cuenta que el proceso de olvido se complica cada vez más, así que después de verlo desaparecer estuve investigando por mi parte necesitaba en cierta forma decirle algo que tenía atragantado dentro de mí y que no podía decirle por diversos factores, pero ahora, ya no teníamos nada, ya nada me ataba a él… a excepción de su hijo que era su vivo reflejo, nada más, me pase varias semanas investigando su paradero cuando me di con la sorpresa que estaba en La Paz, Bolivia, trabajando en un restaurant de la ciudad, fue suerte, era casi imposible ubicarlo por internet pero lo conseguí.

Guarde su link de perfil y por varios días estuve tramando que decirle como saludo, no estaba completamente segura de que sea el la persona que encontré, pero casi casi, estaba segura de que ese perfil solo lo armaría él y que si quisiera saber de mí, tenía que hacer eso.

- Hola, te encontré.

Le envié un mensaje esperando que no conteste, esperado que sea otra persona y me diga, algo como “¿estás loca?” pasaron tres días y no encontré respuesta, entonces pensé que si no era el posiblemente habrá pensado que era inútil conversar conmigo y si era el posiblemente todavía este enojado o siga de orgulloso y quiera hacerse de rogar.
No volví a enviar ningún mensaje cuando varios días después encontré una respuesta.

- Enana, sí que me encontraste, ¿Cómo lo hiciste?

Era el, yo no me podía equivocar con respecto a él, esa forma de escribir era inconfundible para mí.

- Te busque, fue algo complicado pero tenía ciertos datos que me sirvieron de base y el que la sigue la consigue.

Definitivamente la conversación no iba por donde yo deseaba, bueno solo era cuestión de esperar, si no sucedía nada, entonces lo dejaba.

- Te extraño.

¡Bingo!

- Yo a ti no, tú me abandonaste ¿recuerdas?

Ahora sí, tenía el camino libre para llevar a cabo lo que tenía planeado o al menos lo que creía yo que sería un buen plan.

Dama Oscura

Quiza quieras leer

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

PROHIBIDO COPIAR

trucos blogger