Un poco de mi

Mi foto
Maga Blanca
Muchas cosas han pasado, desde la ultima vez qie escribi algo, y es que, ser la oveja negra de la familia no es tan facil como los demas piensan. Soy esa chica que a simple vista es despreciable, pero que si llegan a conocer, la amaran con todas sus fuerzas.
Ver todo mi perfil

Gana Dinero con tu Blog

Gana Dinero con tu Blog
Al igual que yo ya estoy ganando

lunes, 30 de junio de 2014

Memorias de JazVer (Parte II)



La abrace en ese momento.
- Lamento mucho lo que ocurrió, mi compañero me aviso esta mañana por celular, hace mucho que no veo a Jazmín, pero siempre tuve gran aprecio hacia ella.
La solté, ella estaba derramando algunas lágrimas por los ojos.
- Quisiera saber a qué hora será el velorio para poder avisar a mis compañeros.
- Hoy, toda la noche.
- Y el entierro
- Mañana a las 4 de la tarde.
- Está bien, avisare a mis compañeros, disculpa mi profesora Enith se encuentra.
- Esta en la morgue sacando el cuerpo.
- Entonces yo regreso en unas horas.
El día que entre al salón, ella se acercó a mí a saludarme y a darme la bienvenida al grupo, me hizo sentir mejor en ese momento, el traslado de salón me tenía un poco confundida y no sabía muy bien si había escogido la compañera adecuada para sentarme en ese salón.
Las veces que tuve la oportunidad de trabajar en grupo con ella terminaba sintiéndome un poco celosa pues de alguna forma me superaba en algunas cosas y no me gusta que me superen en lo que hago.
Siempre se pasaba de amable, y algunos aprovechaban eso, pero ella siempre sonreía a todos y cuando alguien se sentía mal, tenía algo para decir y levantarle el ánimo.
Recuerdo que era la primera en preguntar por las actividades del colegio, el agasajo del día de la madre, las celebraciones por los cumpleaños de los compañeros, la despedida del año escolar.
A estas alturas debo mencionar que a diferencia de ella yo no era integrada al grupo, siempre estuve apartada de los demás y los observaba desde lejos.
Indefectiblemente a ella la respetaban en todo momento, pues su sola presencia inspiraba respeto.
Recuerdo haberla encontrado llorando una vez afuera del salón por un problema que sucedió con un grupo de compañeros, nunca me había gustado meterme en los asuntos de mis compañeros pero a ella al verla triste, me senté a su lado y le agarre la mano. Al mirarme me abrazo y lloro despacio.
Hasta ese momento nadie en el salón me había abrazado por ninguna razón. Ella lloraba y lloraba, el profesor de turno llego y me vio, yo lo vi y le hice un gesto de que estaba triste, y que le haría compañía.
Me conto lo que había pasado, estaba molesta, por primera vez se había dado cuenta de que algunos compañeros abusaban de su persona y estaba furiosa, deseosa de venganza.
Trate de calmarla lo más que pude, pero ella estaba decidida, solamente me dijo que si pasaba algo en esos días, cualquier cosa, es porque ella lo hizo.
En ese momento sonreí levemente por sus ideas maquiavélicas, trate de averiguar qué es lo que haría haciéndole diversas preguntas pero ella se negó rotundamente a decirme lo que haría.
Cuando termino de contarme lo que paso, entramos al salón como si nada hubiera pasado, cada una en su lugar y a continuar estudiando.

Dama Oscura

miércoles, 25 de junio de 2014

Memorias de JazVer (Parte I)


Queridos lectores, el día de hoy quiero hacer una pausa a toda la sarta de porquería que escribo cada 5 días para escribir este post especial como despedida a una compañera que se fue de este mundo hace unos días atrás.

El día 01 de junio del presente año, amaneció triste, en mi casa el día anterior hubo una discusión muy fuerte en mi casa por lo que me fui molesta a dormir, en la mañana aun no me levantaba de la cama cuando abrí el Facebook desde mi celular, (para los que deseen seguirme en el Facebook abajo les dejo el link), y estuve leyendo los estados del día anterior y de esa mañana de la mayoría de mis contactos, cuando leí el estado de un compañero que decía: “Jazmín ¿Qué paso? ¿Alguien podría decirme porque no puedo ubicarla?”.
La frase me perturbo un poco, en ese momento otro compañero me enviaba un mensaje privado.
- Gianina, tengo una mala noticia.
Yo pensé, que pasó ahora más noticias perturbadoras, creo que tengo suficiente con mi familia.
- Dos, ¿Qué paso?
- Jazmín se suicidó.
En ese momento entre en shock momentáneo. Se me paso por la cabeza todos los recuerdos que tuve de aquella señorita que conocí en cuarto año de educación secundaria.
- ¿Cómo así? ¿Qué paso?
- No lo sé, a mí me aviso Fátima.
- Iré a su casa en media hora, Kevin, gracias por avisarme, iré a su casa y preguntare cuando es el velorio y el entierro para avisarles a los demás.
- Eso estará bien.
Jazmín, la conocí el cuarto de secundaria en el Colegio Nacional Iquitos, no habíamos sido compañeras el año anterior porque yo estaba en otro salón, pero en cuarto año me trasladaron de sección por un problema en las piernas que me impedía bajar y subir los tres pisos de escalera que me llevaban a mi salón anterior así que me cambiaron a un salón que estuviera en el primer piso, me toco en su salón.
Cuando me cambiaron era ya la segunda semana de iniciar el año, la vi sentada en la primera fila usaba anteojos, en poco tiempo me di cuenta que era una de las más aplicadas del salón. No me equivoque, cuando nos tocó ingles lo descubrí, estaba en el grupo de los más aplicados.
Tiempo después me di cuenta que era una de las más queridas, del aula, estaba en el grupo de monitores de matemática, y constantemente se esforzaba por sobresalir en los estudios.
Estuve confundida por un momento ¿Cómo había ocurrido? Salí de mi casa y me fui a su casa, hacía mucho tiempo que no me iba a verla, para ser exacta desde que salí del colegio, estuve mirando hacia donde creí que era y vi gente vestida de negro afuera de una casa y le grite al motocarrista “aquí es, da la vuelta”, vi a su hermana en la puerta.
- Disculpe, aquí vivía Jazmín.
La señorita me miro sin mirarme, tenía los ojos apagados, estaba barriendo la casa, asintió con la cabeza.

Dama Oscura

viernes, 20 de junio de 2014

Un loco en una moto



Hola a todos, si, sé que el titulo suena extraño, pero realmente, cuantas veces conoces a alguien más rayado que uno… en realidad, no conocí a nadie más rayado que yo, hasta hace poco.
Después de mi rompimiento con ese tipo que se fue lejos, empecé a conocer gente… chicos en realidad, y más chicos… o al menos intente retomar mi vida de antes… lo cual desde ya es imposible, pero intente hacer lo que hacía antes de irme a vivir con ese tipo que se fue lejos.
Relacionarme superficialmente con mucha gente esperando que alguien más me encuentre. Y digamos que no me fallo. Encontré un loco en una moto.
Lo conocí como conozco a la mayoría de los tipos con los que salí en algún momento de mi vida. (Incluso a ese tipo que se fue lejos) gracias al internet.
Estaba yo como siempre en mi trabajo ese tiempo todavía estaba en la cabina de mi tía matando el tiempo como todos los días, ya que por mi situación no podía trabajar en otra cosa, visitaba paginas al azar en “San Google” para ver una forma de ganar dinero en ese método que está muy popular actualmente, visitando páginas, dando clic, o llenando encuestas, cualquiera en un mes me daría buenos resultados, estuve explorando y entre a una página para registrarme en muchas páginas y que por cada página me pagarían cierta cantidad de dinero (tuve que registrar un correo fantasma para tal efecto pues termine registrándome a cientos de páginas de los cuales me llegaba infinidad de spam que no quería leer a diaria cuando revisara mi bandeja de entrada), Una de esas páginas en la que me registre fue una para conocer parejas por internet, termine quedándome largo tiempo en esa página ya que habían encuestas en esa página por las cuales también me pagaban por registrarme, resultado de esas encuestas me empezaron a llegar al correo (el fantasma) solicitudes de amistad y entre el montón casualmente encontré un tipo que decía ser de Iquitos, no tenía nada que perder, al fin y al cabo si era alguna clase de pervertido sabía muy bien como encargarme de esa clase de gente…
Cuando me envió el mensaje pensé que sería divertido conocer a alguien de esa página, al fin y al cabo que no sea por gusto que me entonces empecé a conversar con un tipo que me pareció un poco introvertido… muy introvertido.
Mientras conversábamos me envió muchas indirectas para invitarme a salir, pero me hice de la vista gorda… luego cuando lo encontraba otro día “on line” me decía que aquel día que conversamos trato de invitarme a salir y me envió indirectas para hacerlo, indirectas que aparentemente no entendí. Yo le aclare que tenía un severo problema de entendimiento de indirectas e ironías a través del internet, ya que no podía ver la cara de la persona con quien conversaba, se me complicaba la situación… paso casi un mes para que me invite a salir.
Quedamos de ir al cine, era un martes en la noche, y nos encontramos en el boulevard, caminamos un rato conversando y luego nos fuimos al cine… lamentablemente ninguna película era de mi agrado ni del suyo… o al menos es lo que él me dijo,  segundo, la película más cercana para ver que estaba en estreno esa semana ya no tenía entradas así que caballero nomas, no vimos ninguna película, al contrario de eso, nos fuimos a una heladería y comí un helado (de chocolate que es mi favorito). Que curiosamente el detestaba por algún trauma de niño… cuando paso la hora y fue tiempo de regresar, le pregunte si podía llevarme a casa y me dijo que si…
Fue en ese momento que me di cuenta que tenía una moto de esas antiguas que actualmente nadie quiere robar, y me percate también que su vestimenta no era apropiada, estaba en pantuflas, un polo negra y un short largo que le daba un aspecto medio delincuencial y pensé, “¿qué clase de hombre va a una cita a ciegas vestido como loco?” llegue a la conclusión de que le faltaba un tornillo o algo parecido… que era un loco que manejaba una moto.

Dama Oscura

Quiza quieras leer

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

PROHIBIDO COPIAR

trucos blogger