Un poco de mi

Mi foto
Maga Blanca
Muchas cosas han pasado, desde la ultima vez qie escribi algo, y es que, ser la oveja negra de la familia no es tan facil como los demas piensan. Soy esa chica que a simple vista es despreciable, pero que si llegan a conocer, la amaran con todas sus fuerzas.
Ver todo mi perfil

Gana Dinero con tu Blog

Gana Dinero con tu Blog
Al igual que yo ya estoy ganando

martes, 25 de febrero de 2014

Predecible



Sé que trabajas mucho,
Que no tienes tiempo para ti,
Que te ahogas en tu trabajo
Para llegar cansado solo a dormir.

Sé que no tienes a nadie
Que en casa espere por ti
Que en las noches te sientes solo
Y sueño no logras conseguir.

Quizá andes de picaflor,
Con cada mujer que se cruce por ahí
Tengas aventuras pasajeras
Tratando de olvidarte de mí.

Pero en las noches solo en tu cama,
Das vueltas una y otra vez,
Buscas mi olor en tus sabanas
Pero no estoy, me fui para no volver.

Enciendes la computadora
Buscas con quien conversar
Miras mis fotos
Sueñas que un día voy a regresar.

Te sumerges en el alcohol
Deseando olvidarme
Pero mi recuerdo se hace más fuerte
Y buscas mujeres para consolarte

Pero no es lo mismo,
No soy yo con quien duermes,
No encuentras consuelo en ningún lado
Y te odias por quererme.

Esperas incesantemente mi llamada,
Que te escriba deje una señal,
Pero el tiempo pasa y no aparezco,
No te resignas a olvidar.

Se todo lo que eres, todo lo que haces,
Se todo lo que te gusta y todo lo que detestas,
Como reaccionas y como estas ahora,
Eres como agua cristalina que nada puede ocultarme.

Dama Oscura

jueves, 20 de febrero de 2014

Cartas – Parte V



Carta XXVII

No lo hare, sabes que no dejare lo que tengo ahora para ir a un lugar donde no sé si me ira bien, ni siquiera sé si tendré un trabajo y tampoco me aseguras que vivirás conmigo.
Yo quiero dormir todas las noches contigo, quiero regresar a casa y que tú me estés esperando, quiero que las cosas vuelvan a ser como siempre fueron, que viajemos juntos y vayamos de paseo, quiero estar a tu lado cuando duermas y quiero que sigamos juntos.

Carta XXVIII

Y yo quiero estudiar, quiero un hombre que pueda cuidar de mí, que no corra de los problemas, quiero alguien que pueda dedicarme tiempo, que no me arranque los sueños y metas, que me acompañe en mis locuras, que el dinero no lo sea todo para él, que no piense en morir joven por el simple hecho de tenerle miedo a ser viejo y quiero alguien que no odie a todo el mundo, alguien a quien las personas que me rodean le sean de su agrado, sé que no todos son como lo esperabas, pero para mí no existen perjuicios cuando se trata de personas, así sean personas acomodadas o escasas de dinero para mí son iguales y es algo que no puedo ver en ti, el simple hecho de que alguien esté por debajo de tu nivel socioeconómico como tú dices lo maltratas y lo haces sentir como si fuera menos… Yo no puedo, lo siento pero no puedo… sabes, voy a empezar a salir con otra persona, me dio señales de que siente algo más que una simple amistad por mí y pienso que podría ser un buen padre para mi hijo… el hijo que tú ahora no quieres reconocer, puedes hacer con tu vida lo que te plazca, la verdad, solo necesito enviarte este mensaje para seguir con mi vida, había un tiempo en que te amaba, luego me entere que te habías muerto y te llore, llore al hombre que amaba, guarde luto y finalmente volviste a aparecer como si nada hubiera pasado, como si mis lágrimas y todo el dolor que pase por tu causa no sirviera de nada, yo ya no doy más, nosotros no damos para más, sigue con tu vida Cristóbal que yo ya estoy siguiendo con la mía.

Carta XXIX

Chiquita, realmente lamento que tuvieras que sufrir por ti, me habría gustado evitarte el dolor y las lágrimas, realmente no me gusta cuando lloras por mi causa y por ahora, está bien, te dejare ir, ve y diviértete con aquel tipo que ahora te corteja, espero que te dure, pero eso sí, recuerda que un día voy a ir por ti, te voy a buscar y te voy a encontrar, reclamare lo que es mío y sé que no te negaras a regresar conmigo, te lo juro, sé que esto no es un hasta siempre, solo es un adiós, así que espera, porque en cualquier momento iré por ti, lamento haber permitido que nos enamoráramos tanto, pero la verdad es que siento que no puedo vivir sin ti, te amo.

Dama Oscura

sábado, 15 de febrero de 2014

Cartas – Parte IV



Carta XXI

Tú no serias capaz de hacerme esto.

Carta XXII

¿Ah no? hemos vivido juntos tres años y tengo pruebas, no me permitiste trabajar todo este tiempo, tampoco pude estudiar debido a mis complicados embarazos, actualmente no tengo trabajo, mis padres me mantienen y soy madre soltera, ¿no puedo hacerte esto? Obsérvame.

Carta XXIII

¿Por qué reaccionas así? Deberías venir conmigo.

Carta XXIV

Pues si antes dudaba, ahora estoy muy segura, no vivirás para siempre, te das cuenta que eres mucho mayor que yo y tienes tantos accidentes que no sé cuándo podrías desaparecer realmente, yo no quiero ser simplemente la Señora de, quiero ser alguien por mí misma, no por alguien más, si tu estas bien teniendo a una mujer que no nadie, allá tú, yo no, quiero hacer algo con mi vida y quiero hacerlo porque no quiero sentirme menos que nadie y sé que puedo conseguirlo si me propongo.

Carta XXV

Gianina, yo puedo cuidar de ti, puedo darte todo lo que quieras, podemos ser felices juntos, por favor ven conmigo.

Carta XXVI

Lo siento, ya es muy tarde. Ya registre al bebe, con tu apellido, ya te denuncie por paternidad en cualquier momento se entera tu familia y definitivamente no iré contigo, lo siento, si quieres estar conmigo como tú dices ahora tendrás que venir a donde yo estoy, no pienso dejar mis planes, no de nuevo, no por ti, si fuiste capaz de enviarme a casa por simple cobardía, ¿Qué puedo esperar de ti? Estoy bien ahora, estoy mejor que cuando estaba contigo, solo que sin ti, no lo hare, simplemente si quieres regresar conmigo ven aquí, aquí podemos seguir, consigue un trabajo aquí, tengo contactos mi padre tiene contactos puedo conseguirte un puesto en la empresa que tú quieras, vamos, hazlo, yo lo hice por ti, puedes hacerlo tú por mí.

Dama Oscura

lunes, 10 de febrero de 2014

Cartas – Parte III



Carta XV

Cristóbal, tengo la oportunidad de cambiar mi vida, sabes, me tome todo este tiempo para pensar y reflexionar y me di cuenta que creo que llego el momento de separarnos, creo que debemos seguir nuestras vidas por separado y alejarnos, dicen que cuando dos personas están destinadas a estar juntas aunque una se vaya al otro lado del mundo lo estarán, si debemos estar juntos, tarde o temprano, lo estaremos, ahora me gustaría hacer otras cosas, quiero estudiar, hacer algo por mi vida, ser más que una simple diseñadora publicitaria, después de mucho tiempo me decidí por estudiar Derecho y Ciencias Políticas, el examen es en enero y creo que puedo hacerlo, confío en mí y quiero hacerlo… debes dejar que haga esto.

Carta XVI

Entonces, hagamos esto, esperare a que postules en enero, si ingresas, estudiaras, si no lo consigues vienes conmigo.

Carta XVII

Lo siento, pero decidí que si no ingreso, quiero prepararme para ingresar en diciembre del próximo año, sé que puedo conseguirlo, quizá si lo reconsideras, esto podría ser lo mejor para los tres.

Carta XVII

No para mí, necesito a mi mujer conmigo, a mi lado en todo momento y tú no estás a mi lado.

Carta XVIII

Necesito registrar al bebe en la reniec, necesito que vengas a firmarlo.

Carta XIX

No lo hare, esperaba que vinieras con él para registrarlo acá pero te niegas a mi pedido, si tu no quieres ser mi mujer, pues entonces ese tampoco es mi hijo.

Carta XX

Eres increíble, bravo, como cambias de un día para otro de idea, sabes, tu estas decidiendo abandonarme ahora, así que fíjate lo que hare, iré, buscare el mejor abogado de la ciudad y lo persuadiré de atender mi caso, y te denunciare, hare que toda tu familia se entere de que me dejaste con tu hijo sola y armare un escándalo tan grande que no podrás regresar a casa hasta el próximo siglo.

Dama Oscura

Quiza quieras leer

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

PROHIBIDO COPIAR

trucos blogger